muchodeporte.com Real Betis Balompié

El Betis apesta a fin de ciclo  

Rafael Pineda
Rafael Pineda
22/02/2024

No nos equivocamos los que no dábamos ninguna opción de pasar al Betis en Zagreb. El equipo, asediado por las bajas, fue un desastre frente a un Dinamo de Zagreb que lo superó con toda justicia en esta eliminatoria de la Conference League, nada más y nada menos que la tercera competición continental.

Asustó, de nuevo, la ausencia de competitividad de un grupo que no ofreció alternativas, completamente bloqueado, donde jugadores como William Carvalho, Miranda, Bellerín, Diao o incluso Fekir (es increíble su estado) están lejos de rendir al nivel deseado. Qué decir del partido de Abde, de la actuación de Roca como central o de la enésima demostración de impotencia de Willian José. Un equipo, el Betis, que ofrece unas sensaciones terribles en las competiciones de eliminatorias. Liga Europa, Copa y Conference componen una trilogía lamentable. Menudo repaso le dio el Dinamo. 

El Betis tiró la Conference en el choque de ida sin saberse muy bien por qué, pero el problema es de mayor calado. El equipo se mantiene en la Liga por la inercia que le mete un gran técnico como Manuel Pellegrini, sin duda, aunque convendría analizar de una manera más profunda. Es cierto que al Betis le han matado las numerosas bajas, pero este grupo apesta a fin de ciclo. Tres temporadas seguidas en Europa y un título de Copa son un bagaje formidable. Toca reinventarse porque la sexta plaza está muy complicada y la verdad es que el Betis no ha sido fiable a lo largo de todo un curso plagado de decepciones. ¿Qué le pasa al Betis? Es la gran pregunta que deben hacerse los que mandan en el club. Salvo una mejoría clara en el tramo final de la Liga, las sensaciones invitan al desánimo porque el equipo no tiene fútbol ni vigor para estar por cuarta vez seguida en Europa.  

Así las cosas, se reza para que la séptima plaza sea europea mientras llega el Athletic el domingo. El Betis es un equipo que rehúye la grandeza. Tirar de esta forma la Conference es una herida que difícilmente se podrá cerrar. Huele, apesta, a fin de ciclo. Es necesaria una reinvención y ahora, al menos, los profesionales tendrán la excusita de jugar de domingo a domingo. Como si eso asegurara algo... Complicado el laberinto en el que se ha metido el Betis.