muchodeporte.com Real Betis Balompié

Entierro, brazalete y minuto de silencio

Paco Cepeda
Paco Cepeda
31/03/2024

Los dirigentes del Real Betis, de tanto halago, de tanta armadura mediática que les acompaña, se han creído que la gente es tonta. Se autoconvencen de una pseudo realidad que les genera el entorno que les rodea, muy bien organizado, con mucho tiempo libre para enfollonar desde las redes sociales, pero muy justito de luces. Y ahora, cuando les está cayendo un chaparrón por su falta de estilo en lo referente al sepelio de Manuel Ruiz de Lopera, dejan caer que el gran homenaje se va a celebrar en el Villamarín, ante el Celta, con un minuto de silencio. Y bien estará. Pero eso no quita que hasta hoy se han comportando como niños mimados de colegio de pago.

Señores Haro y Catalán, seguramente Julito y Ramoncín de por medio, la gente no es tonta. Ustedes no fueron de forma institucional al entierro de un señor que presidió la entidad durante 18 años. Y ante el Girona no han lucido brazeletes negros los jugadores, en el primer partido desde la desaparición del mandamás más conocido de la historia del club.

La Justicia y los pactos ya han dejado muy claro lo que pasó y lo que no pasó en su acceso al poder verdiblanco, pero eso no borra casi 20 años de la historia del club. Y su obligación, señores dirigentes, por respeto al cargo que ostentan, es que la Institución esté por encima de todo, porque además de una SAD es una Institución con mayúsculas de la sociedad sevillana, andaluza, española y mundial. Ustedes, hasta hoy, no han estado a la altura.

Seguramente se atrincheren en un protocolo de andar por casa que se están inventando aquí y ahora, como un traje a medida para dividir entre Biriperiodistas y gente de bien, como siempre. No tengo ninguna gana de acudir al archivo, porque además si no se hizo, mal hecho estaría, pero el respeto, el luto, se lleva cuando toca, y luego en casa se redobla. No voy a poner ningún nombre sobre la mesa, pero imaginen en su mente el fallecimiento de cualquier personaje histórico del Betis, con un partido fuera de casa como el más cercano, y no tener el mínimo detalle después de ir al tanatorio de puntillas, anunciándolo media hora antes de que se produjera, y sin acudir al funeral de forma oficial. ¿Ustedes se creen que todos somos tontos?