El vestuario sevillista y el premio de jugar una final tras una dura temporada

José Antonio Jiménez
José Antonio Jiménez
25/05/2023

La jornada de puertas abiertas para el periodismo organizadas por el Sevilla FC con motivo de la final de la Europa League ha posibilitado que algunos de los jugadores llamados a ser importantes ante la Roma hablen de la cita ante la tropa de Mourinho y de lo que supone la cita de Budapest tras un año vivido de manera más que peligrosa hasta hace apenas dos meses.

Todo canterano sueña con jugar este tipo de partidos, llevo aquí desde los 9 años y jugar la final con el Sevilla no se puede describir con palabras”, comentaba Bryan Gil que no escondía que “todo esto hace tres meses nadie lo pensaba”.

Cuestionado por la final, el de Barbate recalcaba que “para ganarla hay que hacer muchas bien ante un gran equipo. La final está al 50 por ciento. En la final tendremos que seguir haciendo las cosas igual que hasta ahora”.

Jesús Navas, por su parte, no olvidaba que “es una gran alegría jugar la final tras un año tan duro. Que el año haya sido duro hace que la final sea especial”. Destacando el nivel del rival, el futbolista de Los Palacios aprovechaba la ocasión para afirmar de manera rotunda que “Mendilibar ha tenido mucha culpa de que vayamos a jugar la final” 

Óliver Torres, por último, mantenía que “ganar seria especial tras un año tan duro. Hace tres meses no esperaba esto. El que le toque jugar lo dará todo. Yo, lo daré todo en el campo o en el banco. Queremos aprovechar este regalo que nos ha dado la temporada”. El extremeño, al que le hace una enorme ilusión que Joan Jordán tenga opciones de estar en Budapest que no descarta peinarse a la Badé si hay triunfo ante la Roma, remarcaba en última instancia que “Mendilibar nos ha dado la tranquilidad que el equipo necesitaba”.