Monchi: ¿profesional o guardián de Nervión?

Paco Cepeda
Paco Cepeda
08/06/2023

Aunque me faltan algunos detalles, sobre todo la versión completa de Monchi, comienzo a tener relativamente clara la situación que se está viviendo en el Sevilla en estos momentos con la posible marcha del director deportivo en el centro de la actualidad. No descarten nada, aunque hay opciones más probables que otras. Deben recordar los imparciales, si los hay, que el periodista, diga lo que diga, va a ser un arrastrado que dice lo que le dicta el Mago Ramón (ayyy, mi querido paleto ilustrado), un estómago agradecido de Pepe Castro o un ariete de Del Nido Benavente. Serán precisamente los que son algunas de esas cosas los que van a señalar a los demás, no lo duden. Yo les voy a contar lo que sé en este momento, dentro de un rato...

Monchi puede quedarse, lo más improbable. Sería lo peor, porque no quiere quedarse, aunque su carácter es voluble, y porque el Sevilla, heptacampeón de la Europa League, tiene que ser, y es, mucho más que uno de sus elementos más rentables en la historia del club. Monchi, como leyenda, no debería dejar crecer el argumentario que convierta su posible salida en un fracaso de los demás. Estoy seguro de que ese mantra de que se meten demasiado en su trabajo y que hay personajes que mandan más que Castro y Del Nido Carrasco que se meten en su día a día profesional debe ser una estupidez. No hay quien se crea el asunto. Hay mucho indocumentado que piensa que porque unos asesores, importantes para sus asesorados, se den vueltas olímpicas y se hagan fotos como chiqullos con la Copa, de verdad se meten en el trabajo de Monchi más  de lo que toca. Ni los asesores ni Castro ni Junior se han metido más de lo que deben en lo que propone un altísimo ejecutivo de la entidad y además mito merecido del sevillismo. Pero si insiste en Lopetegui si firma a Isco, Januzaj y Dolbgerg... obligatoriamente alguien le tiene que decir algo. Lo demás, detalles de interesados. Del mismo modo, Castro y Junior se equivocaron de palo a palo trayendo a Sampaoli, aunque entre otras cosas pasó el desaguisado porque Monchi no se movía cuando Lopetegui naufragaba y todo el mundo lo sabía.

Monchi también puede irse a descansar, tampoco es la opción con más visos de cumplirse, pero podría ser. Porque es verdad que anda muy desgastado tras este año de sufrimiento (de todos, no sólo de él) y lo mismo necesita física y mentalmente distancia porque cada uno llega hasta donde llega, y no seré yo desde luego quien diga que son tonterías y que no debe mirar por su paz si nota señales de alarma. Si siente que no puede más, por lo que sea, se ha merecido todo el tiempo que necesite y más, sea o no conveniente el momento escogido. Si así fuera, el Sevilla lo respetará, lo lamentará pero no pedirá nada, entre otras cosas porque así reza en su contrato. Pero de momento Monchi no ha firmado ese compromiso de no ir a otro equipo, aunque puede hacerlo, no se sabe de momento.

Por último, Monchi puede irse a otro equipo pagando una cláusula o sin pagarla. Y tras la información, la opinión. Monchi, aunque se vaya a un equipo por dinero y desgaste, quizá sea uno de esos pocos personajes de la historia del Sevilla que pedirle el dinero de una cláusula suene muy vulgar. Correcto. Pero no olvidemos algunas cosas, que su contrato pone otra cosa, y que si lo pone será por algo, y que si no se cumple esa literalidad del contrato, a los dirigentes del Sevilla, otros acionistas, especialmente uno, le podrían pedir responsabilidades por no velar por los intereses del club. No es un tema menor, suena a excusa, pero formalmente no lo es. Por otro lado, hay gente que piensa que aunque el Sevilla fuese una balsa de aceite, si se va a otro equipo, está claro que debe dejar en caja la cifra pactada, porque así se han comprometido. 

Lo peor es que por estos dimes y diretes, la trinchera se haga más grande. Pronto escucharemos que Monchi se va por culpa de Castro, que sólo volverá con Del Nido Benavante, que los que mandan ahora no saben de nada y que han ganado por casualidad, pese a ellos y sus bien pagados asesores, y que habría que hace cualquier cosa, la que sea, para que Monchi se quedase. 

El mejor director deportivo de la historia del Sevilla, y de casi todas las historias, debe decidir. ¿Profesional o Guardián de Nervión? Lo mismo es las dos cosas, yo de hecho creo que es las dos cosas, pero el club no le puede dar lo mejor de cada una de las dos posiciones en la que se quiera encuadrar en esta crisis actual. Y lo que sea, la decisión que toque, si tarda más de 24 horas ya es mucho.


¡Hola!

Nos alegra mucho que estés visitando nuestro sitio web. Queremos pedirte un pequeño favor: notamos que estás utilizando un bloqueador de anuncios (ADBlocker).

¿Por qué te lo pedimos?

La publicidad es una parte fundamental para mantener este sitio en funcionamiento. Gracias a ella, podemos seguir creando contenido de calidad y ofreciendo nuestros servicios de forma gratuita. Nuestro equipo trabaja arduamente para brindarte lo mejor, y los anuncios son una de nuestras principales fuentes de ingreso.

¿Cómo puedes ayudarnos?

Es muy sencillo. Te pedimos que consideres desactivar tu ADBlocker mientras navegas por nuestro sitio. Al hacerlo, nos ayudas a continuar ofreciendo el contenido que disfrutas y a sostener a las personas que están detrás de este proyecto.

¿Qué ganarás tú?

Desactivar el bloqueador de anuncios no solo nos beneficia a nosotros, sino que también mejora tu experiencia al apoyar el contenido que amas. Además, siempre nos esforzamos por mostrar publicidad relevante y no intrusiva.

Tu apoyo cuenta

Cada visita y cada anuncio visto es un paso más para mantener nuestra comunidad viva y en crecimiento. Te agradecemos de corazón por tu comprensión y apoyo.

¡Gracias por ser parte de nuestra familia!

muchodeporte.com


Instrucciones para desactivar el ADBlocker:

  1. Haz clic en el icono de tu bloqueador de anuncios en la barra de herramientas de tu navegador.
  2. Selecciona la opción para desactivar el bloqueador en este sitio.
  3. Recarga la página.

¡Y listo! Continúa disfrutando de nuestro contenido.