Del Nido Benavente: "Mi hijo no es nadie para tenderme la mano, deben hacerlo los cuatro máximo accionistas"

Miguel Ángel Chazarri
Miguel Ángel Chazarri
07/12/2023

La frase de José María del Nido Benavente puede llevar a equívoco. ¿Suena a marcha atrás? ¿Se abre, o no se descarta, un nuevo acuerdo? Muy difícil, pero... Eso sí, con la misma rotundidad ha afirmado en El Larguero que en diciembre de 2024 ya controlará la mayoría del capital social del Sevilla para poder votar y acceder al sillón. Las posturas siguen enfrentadísimas.

Del Nido ha explicado en la entrevista por qué se salió del pacto firmado entre los grandes capitales. "Se incumplió a mi entender por el sistema de retribución de los consejeros y por la forma de cumplimiento de mis tres consejeros. De tres, me quitaron dos. Mi hijo se alió con Pepe Castro y yo entendía que estaba cumplido. La Audiencia ya dijo que era un pacto parasocial y que obliga entre ellos, no a la sociedad, a cumplirlo. En 2018 agrupamos 32 mil acciones para elegir tres consejeros, de los que me quedan dos. Eso se eligió por seis años", ha comentado.

Un mensaje de cara al futuro: "Mi hijo, con el 0,15%, no es nadie para tenderme la mano. Deberían hacerlo los cuatro máximo acconistas: Carrion, Alés y Guijjaro, junto con el señor Castro. Si el Sevilla me necesita, estoy siempre a disposicion de la entidad. No me dicen ven con nosotros a gobernar. Quiero que ganen LaLiga, la Copa del Rey, la Copa de la Uefa y que deje de perder dinero. Nadie me ha requerido para decirme quiere usted ser presidente. El pacto lo tengo denunciado. Mi hijo no puede ser presidente en virtud del pacto. Mi hijo es corresponsable por acción, asi que no le quitemos la responsabilidad a quien la tiene", afirmó Del Nido Benavente.

El expresidente valoró la pelea que ahora matiene con su hijo. "Mi hijo tiene 160 acciones y yo tengo 27.000. Como usted comprenderá, impera el capital. No porque lo diga yo. Lo dice la ley. Mis consejeros deben seguir mis directrices, que soy el que se juega mi capital. Es verdad que yo le digo que tiene dos opciones: hacer lo que yo le digo o hacer lo que yo le digo. El dueño de las acciones soy yo. Él entra, se sube el sueldo, dice que el cargo es mío, el dinero es mío y me das tu opinón".

A jucio de Del Nido Benavente, "él sigue haciendo lo que le da la gana. A quien más le duele esta situación es a mí. El único beneficiado no puede ser el mayor. Soy el que tiene que decidir qué hago con mis cosas. Al que más le duele esta situación, que soy el afectado, es a mí. El espectáculo que mi hijo y yo estamos dando es deplorable, pero en una siuación patrimonial, una pelea de 159 acciones contra 27.000 no es justo, digo yo".

Del Nido Benavente, que calificó el proyecto del estadio de "bodrio", fue rotundo al afirmar que "en diciembre de 2024 termina la agrupación y tendremos la mayoría del capital social de la entidad. Intentarán poner otra trampa para impedir esa votación. Espero que no sea así, que ésa sea la fecha tope".