Una noche emotiva para el capitán Sergio Ramos

Miguel Ángel Chazarri
Miguel Ángel Chazarri
07/12/2023

Sergio Ramos lució en La Eragudina el brazalete de capitán del Sevilla, algo que no había ocurrido en su trayectoria, ya que cuando se marchó hace 19 temporadas aún no le había llegado ese momento en una plantilla que contaba con jugadores veteranos y de gran jerarquía.

Sin lucimientos de ningún tipo, pues la noche no lo necesitó, Ramos cumplió. Junto con el joven Darío, quizás fue de lo más aseado. Tiró y marcó el penalti. Fácil, escorado, evitando la opción Panenka que claramente esperaba el portero. Ramos demostró una vez más ser fiable desde los once metros. Acumula un incontestable 31 de 36 penas máximas marcadas, aunque es cierto que en alguna tanda sus errores han sido sonados.

En Astorga no jugaron ni Rakitic, ni Jesús Navas ni Fernando, los otros capitanes. Le tocaba al camero, al que fue algo raro verlo en la alineación para un partido ante un rival muy inferior. Tampoco cuenta con más Diego Alonso. Nianzou, Badé y Marcao siguen lesionados. Era el momento para dar oportunidades a Gattoni y Kike Salas. Si no es en La Eragudina, ¿cuándo?

En un encuentro de escasos sobresaltos, cuando Ramos abandonó el campo sobre la hora de partido y entró Gudelj, la seguridad defensiva ya no fue la misma. El rival se plantó dos veces solo ante Dmitrovic. Gudelj hace ya mucho tiempo que juega de central. Otra cosa es que rinda de forma plenamente satisfatoria, algo discutible. Sergio Ramos jugará de inicio en Mallorca, aunque posiblemente no de capitán, ya que Rakitic contará con plaza fija ante los de Javier Aguirre. Con Fernando se está a la espera. El mediocentro tiene muy difícil llegar a la cita del sábado.