Los sevillistas que vayan a Lens se arriesgan a una pena de cárcel y multa de 30.000 euros

Redacción
Redacción
12/12/2023

Los hinchas del Sevilla que vayan al partido de este martes de la Liga de Campeones ante el Lens se arriesgan a una pena de cárcel de 6 meses y a una multa de 30.000 euros en caso de que incumplan el decreto publicado este martes por la Prefectura del Pas de Calais (norte). Esta orden, a la que tuvo acceso este lunes EFE, prohíbe la presencia de "los hinchas del Sevilla o a los que se comporten como tal" desde las 10 horas del martes 12 hasta las 3 horas del miércoles 13 en varias zonas de la ciudad de Lens y sus alrededores.

La Prefectura sostuvo que esta prohibición se debe a "un riesgo real y serio de enfrentamiento entre los hinchas de ambos clubes".

En el caso de incumplimiento, la orden contempla la aplicación de las sanciones correspondientes previstas en la ley del Deporte, de hasta 6 meses de cárcel y una multa de 30.000 euros.

La disposición se conoció después de que este domingo el ministro de Interior francés, Gérald Darmanin, anunciara en una entrevista que iba a prohibir la llegada de los aficionados del club español a Lens, como parte de las medidas que está adoptando el Gobierno para tratar de atajar la galopante violencia reciente en el fútbol francés, que a comienzos de este mes dejó un aficionado muerto.

La noticia fue recibida con estupor en Sevilla. Se calcula que entre 300 y 400 hinchas del equipo andaluz iban a desplazarse al estadio Bollaert-Delelis.

El decreto de la Prefectura, firmado por el delegado del Gobierno en el Pas de Calais, Jacques Billant, establece unas amplias zonas de prohibición para los seguidores sevillistas, que incluyen no solo los aledaños del estadio, sino también el centro de Lens y zonas de ciudades aledañas, como Arrás y Liévin.

Además del riesgo de enfrentamiento, la disposición menciona la amenaza terrorista, que de por sí moviliza muchos efectivos policiales que no podrían destacarse al partido de este martes, y que Pas de Calais es una zona de "fuerte presión migratoria" por quienes intentan atravesar al Reino Unido.

La Embajada de España en Francia se ha reconocido también "preocupada" por el efecto de esta medida en sus ciudadanos, mientras que los hinchas del Lens y su propio entrenador la han interpretado como una señal de impotencia de las autoridades francesas a organizar grandes acontecimientos deportivos, a menos de 8 meses de los JJOO de París 2024.

El Consejo de Estado, la más alta instancia de la Justicia administrativa en Francia, podría intervenir para que suspenda esta estricta prohibición. Así ha sucedido este fin de semana, cuando hubo varios desplazamientos de seguidores que habían sido prohibidos por una decisión gubernamental, revertida por la alta instancia judicial al considerarla "desproporcionada" tras una demanda de la Asociación Nacional de Hinchas.

De este modo, los aficionados del Lens viajaron a Montpellier, los del Reims a Niza, los del Auxerre a Troyes y los del Burdeos a Angulema.