Victoria de casi permanencia

Miguel Ángel Chazarri
Miguel Ángel Chazarri
11/02/2024

Poco a poco, Quique Flores va tirando de este equipo que desde luego no es una maravilla, pero tampoco el de las ridículas puntuaciones que ha ido sumando jornada tras jornada. Nada como una victoria de tronío como la lograda ante el Atlético de Madrid para pensar que la vida, a partir de ahora, tendrá mejor color. Es así desde que el fútbol es fútbol. Observen, si no, el multitudinario abrazo tras el triunfo. Nadie se quedó fuera. Hace dos días estábamos hablando de peleas en el vestuario. Subidón y tres puntos. Se fueron los nubarrones. La vida misma.

Sin duda, éste es el mejor partido de la temporada. Entre otras cosas, porque no había de donde elegir. El Sevilla ha encontrado a un delantero completísimo, Isaac Romero, que juega, hace jugar y marca. Estaba ahí, en Lebrija. Estaba ahí, en el filial. No le dieron la oportunidad al principio. Intentaron taparle el hueco con un delantero. No salieron las gestiones y en perfecta explicación de la confusión que vive el Sevilla ha irrumpido un chaval que va a más y que, así, no durará mucho tiempo en Nervión.

Isaac marcó. Tuvo dos claras, una de ellas al larguero. Puso de gol a Óliver Torres. Supo aguantar el balón como forma para atraer a los fornidos rivales, que, temerosos, no le entraban. Así abrió huecos para otros compañeros y fue un dolor. Este chaval le ha cambiado la temporada al Sevilla. A su lado, un equipo que va mejorando en todas las zonas del campo. Nyland es la noche y el día con respecto a Dmitrovic, Ramos jugó de forma imperial, Acuña es un fenómeno, Ocampos compite como nadie, Soumaré robó y estuvo en todas... Conclusión, a seis de la permanencia y con el Cádiz teniendo que visitar el Sánchez-Pizjuán.