Quique Flores y sus elogios Isaac: "Marca el camino que queremos"

José Antonio Jiménez
José Antonio Jiménez
11/02/2024

Sin duda, era relevante saber qué pensaba Quique Sánchez Flores tras el triunfo del Sevilla FC ante el At. Madrid. Una victoria para estar un poco más lejos de la zona de descenso a Sevilla.

 "Tiene mucho valor. Hemos jugado contra un gran equipo, que ha salido al campo y se ha visto inferior al rival. El Atlético siempre estuvo de pie y nosotros teníamos que hacer un gran partido. La forma de conectar con los nuestros es esa, demostrando ilusión, deseo, compromiso, voluntad... Si hubiéramos tenido más suerte en el primer tiempo, habríamos salido con más ventaja. En el segundo, el Atlético se metió de lleno", comentaba al respecto.

La aportación de Isaac, el madrileño valoraba que "estamos encantados con Isaac, Ya dije que marcaba el camino de lo que queríamos. Si eso lo representa alguien como nadie, es Isaac. Entiende que en cada palmo del terreno de juego se tiene que luchar. En el fútbol, para jugar bien ante rivales con el Atlético, la exigencia es gigante. Hay que hacer muchas cosas que son incómodas. El equipo ha conectado con al afición porque ha demostrado ganas".

Del estado del plantel, argumentaba que "ya comenté que a los jugadores les dije en algún momento que nos estábamos perdiendo un gran equipo. Juntándolos a todos y defendiendo una misma idea, y estando ellos convencidos, tenemos un equipo para hacer muchas cosas bien. Tenemos físico, gente joven, técnica buena, velocidad en ataque... Entiendo que, a veces, las ideas en los grupos se confunden y los resultados se precipitan. Cuando ocurre eso, todo es diferente, los jugadores ya no son los mismos. Hay que recuperar la identidad".

Sobre la unión del vestuario, remarcaba que "en Vallecas también pasó, que cuando marcamos el segundo gol Soumaré se sumó a Loïc (Badé) y a Nyland. El fútbol no deja de ser esto, un arte, una forma de transmitir. Cuando se hace, emociona. Y más con la afición que hay. Tener una afición así es una locura".

De la posición de Ocampos como carrilero, dejaba claro que "los sistemas hoy en día se mueven tanto que cualquier lateral se convierte en extremo. Ahora mismo, cuando no hemos movido más cómodos es con una defensa más junta, reduciendo espacios. Nos hemos mostrado muy vulnerables con defensa de cuatro. Hay que hacer ajustes ante todos los equipos".

Y al ser preguntado por la afición, no ocultaba que "hay un paso, que es este, conectarnos a ellos. Están siempre. Los que hemos tenido desconexiones hemos sido nosotros. Hemos jugado partidos, que no hemos ganado, pero sí hemos hecho buenos minutos. La afición lo ha valorado y está de forma incondicional. Queremos que esto se repita, que sea la costumbre. Esto sería lo lógico en el Sevilla que conozco de toda la vida. Como entrenador y jugador, siempre me ha parecido este campo dificilísimo".