El Sevilla suscribe un crédito de 108 millones para salir del agujero económico

Miguel Ángel Chazarri
Miguel Ángel Chazarri
13/03/2024

La economía del Sevilla se ha deteriorado muchísimo en las últimas temporadas, con déficits acumulados de 84 millones de euros en los tres últimos ejercicios y una plantilla insostenible sin competición europea. Ante tal panorama, no hay más remedio que buscar el dinero debajo de las piedras, bien con ventas de jugadores, obligatorias este verano, con reactivación de activos (ingresos futuros por el nuevo Sánchez-Pizjuán, acuerdos de marketing...) o suscribiendo créditos para evitar la asfixia en el día a día.

Por este motivo, el club de Nervión ha informado en sus medios oficiales que ha sellado este martes "un amplio acuerdo de financiación que consolida su estabilidad financiera a corto, medio y largo plazo y que le permite acometer con plena eficacia su plan estratégico".

La entidad ha ofrecido algunos detalles del acuerdo, como por ejemplo que el crédito se firma con "un favorable rating (calificación de su solvencia financiera) de grado de inversión (investment grade), emitido por una agencia internacional de rating de referencia, lo que le posiciona al nivel de las principales entidades europeas y le permite encarar con las máximas garantías otros retos previstos para el futuro".

El importe de la financiación asciende a 108 millones de euros a pagar a diez años, a un coste "extraordinariamente razonable", según la noticia emitida por el Sevilla. Este movimiento impide acudir a la ampliación de capital, vía ya muy fundada en vista del agujero creado, y alternativa apoyada por el principal accionista de la entidad, José María del Nido Benavente, y su grupo aliado, 777 Partners. Aclara el Sevilla que gracias a la firma tampoco se acudirá a "palancas" como la "monetización o venta de negocios o activos que podrían comprometer los ingresos futuros de la entidad". Para el presidente, José María del Nido Carrasco, "es una solución coherente y adecuada, que permite afrontar con plenas garantías los próximos años", ha afirmado.

La operación ha sido dirigida por "Goldman Sachs y asesorada por MA Abogados y Bibium Capital, por parte del Sevilla FC y por DLA Piper, por los inversores, además de implicar a los departamentos financiero y jurídico del club y apoyada por los expertos de LaLiga".

El Sevilla señala de alguna manera a los efectos del Covid como principal responsable de haber llegado a la delicada situación, ya que la pandemia provocó un impacto negativo de "75 millones de euros a lo largo de varios ejercicios". El Sevilla pretende presentar "beneficios en las próximas temporadas, generando de nuevo fondos propios que refuercen el balance de la sociedad. El Sevilla FC ya trabaja con plenas garantías en la configuración de plantillas competitivas y eficientes y con gran potencial de revalorización, volviendo así a nuestras señas de identidad", se ha aclarado en la nota.

Aunque lógicamente se vende como una especie de triunfo o gran gestión, y puede que lo sea en función de las decisiones futuras que se tomen en el plano deportivo, la realidad es que el crédito se suscribe ante la preocupante situación. No hay más remedio que tomar medidas ante la inminente merma de ingresos por la bajada de nivel del equipo. Y por supuesto, no cae del cielo. Habrá que pagarlo en los mencionados diez años, a razón de más de 10 millones de euros por ejercicio. La idea es que el plan se convierta en motor de "la expansión de los ingresos en otras áreas, tales como la digitalización, el marketing, la internacionalización y el retail (a través de la red de tiendas físicas y virtuales)".