Insultos a Quique Flores y a Acuña en el Coliseum: "Orgulloso de ser gitano"

José Antonio Jiménez
José Antonio Jiménez
30/03/2024

Además del 0-1 del Sevilla ante el Getafe, la noticia del choque se producía en el ecuador de la segunda mitad cuando el árbitro gallego Iglesias Villanueva tenía que parar el partido tras los insultos racistas recibidos por Marcos Acuña por un sector de la grada de Fondo del Coliseo. Insultos luego recogidos en el acta:

"En el minuto 68 tuve que detener el encuentro debido a que se produjeron insultos racistas sobre el dorsal 19 del equipo visitante, con palabras como "Acuña mono" y "Acuña vienes del mono", desde aficionados situados en la zona central del campo detrás de la posición de mi árbitro asistente nº2. Dicha incidencia, siguiendo el protocolo de actuación en estos casos, fue anunciada por megafonía, no reanudando el juego hasta dicho momento dos minutos y medio después y no produciéndose en ninguna ocasión más en el encuentro", apuntaba.

Lógicamente, en el Sevilla no tardaron en llegar las reacciones. “Estoy orgulloso de cada poro de mi cuerpo y de mis venas que es gitano. Otra cosa es que lo hagan de manera racista. Lo que pasa es que parte del público cree que puede ir a los estadios a decir lo que quiera y cuando quiera, y nosotros somos trabajadores que se nos debe respetar. Me parece aberrante que digan cosas que salgan de cualquier espacio de convivencia. Ha habido aficionados del Getafe que han estado en contra de los que han insultado eso. Tenemos que tener que tener memoria para llevar el fútbol a otro sitio. No podemos convertir esto en un circo que sacrifique a determinados jugadores. Igual le tiene que pasar esto a alguien muy grande para que todos los poderes se pongan a trabajar en esto. Si entre todos no hacemos algo no daremos un lugar a las generaciones que hay detrás para ir como van a tenis, al golf o al baloncesto, a pasárselo bien, no a insultar”, comentaba Quique Sánchez Flores.

Y Sergio Ramos, por su parte, recalcaba que "venimos reclamando dentro del fútbol respecto, que la gente no venga a decir tonterías ni a insultar a los jugadores. Hay que acabar con este tipo de gente e ir limpiando la imagen del fútbol. El fútbol está para unir, no para separar".

El técnico del Getafe, José Bordalás, apuntaba por último que ante los medios al respecto que "si el árbitro y Acuña lo han oído, habrá sido así. Estamos en contra de cualquier cántico racista, en cualquier escenario, y aunque sea una minoría hay que acabar con eso".