mobile facebook twitter
muchodeporte
 
Sábado, 22 de Julio de 2017
Versión móvil · Política de Cookies
PACOCEPEDA
Vía de Escape

El Sevilla es 'imposible' de comprar

21/12/2016 · Paco Cepeda

'Señor' inversor chino, suizo, malayo, mexicano, indio o incluso de la Macarena, no compre usted el Sevilla, porque le digo una cosa, y eso que mi fe en la condición humana decrece a base del paso de los años, el Sevilla no está en venta. Sí, claro que podría convencer a algunos en un momento dado, a base de unos millones, muchos, que le hacen tanta falta a parte de los accionistas principales (y menos principales) para cosas más importantes que el fútbol. De hecho estas líneas se escriben porque es posible que eso pudiera ocurrir. Todos los sevillistas pudieron observar en la Junta que sobre un tema tan principal, muchos de los grandes capitales pasaron de puntillas, silbando con cara de sospechosos. Y a todos nos consta que incluso la lucha por el control accionarial del Sevilla, más que para mandar, que también, se está recrudeciendo para tener en la mano la rentabilísima posibilidad de vender un paquete decisivo a un inversor ajeno al club de esos que tienen dinero por castigo. Ya le venimos informando de todo eso con pelos y señales. Pero yo, pese a tener ciertas dudas con respecto al comportamiento de la grada, en el sentido de que aplaude o pita dependiendo de lo que haga el balón, sin más análisis, me permito el posible error de pronóstico de casi asegurar que el sevillista de a pie, y su influyente burguesía, no le dejaría en ningún caso, a usted posible inversor foráneo, ejercer esa propiedad desde el minuto uno. Aunque el Sevilla sea de cuatro o cinco familias o grupos, esa es la realidad, y muchas veces cometan abusos evidentes que no gustan ni un pelo a las personas que no se chupan el dedo, son sevillistas, y el resto, sus gobernados, cuestionan los procederes, incluso ganando más títulos y dinero que nunca, pero saben que están hablando entre sevillistas, de cobro o de pago, pero sevillistas, que para la materia a la que nos referimos, es o debe ser la condición indispensable para participar en ese club. Este artículo, más o menos acertado, no lo escribo desde el rincón del corazón donde habita la nostalgia o la melancolia preventiva, es que hoy por hoy estoy convencido de que ningún propietario puede hacer nada, ni negocio, ni saciar su ego, si tiene a la clientela en contra, además una clientela que en su fuero interno se considera dueña legítima de la sociedad, aunque la moneticen otros. La última Junta es un claro ejemplo. Sí, siempre sale algún pesadito que empalma el almuerzo de Navidad de su empresa con la Junta, pero el tono general de las intervenciones, el alma de ese club, es envidiable. Agradece lo hecho, disfruta de los triunfos en todos los órdenes, porque este actual Sevilla es una máquina de dar alegrías, debería estar recetado por algunos médicos que luchan contra la depresión, pero siempre está in vigilando. El ejemplo de Valencia, además, ha recrudecido esa atención extrema. No me imagino a ningún sevillista riéndole las gracias a un dueño malayo, pese a que colocara de presidente a Kanouté y en el consejo a Jesús Navas y Daniel Alves. Le vaticino una pesadilla si da el paso de comprar lo que no está en venta, porque muchos de sus 'clientes' serían capaces de vender las joyas de su madre, sin duda, incluso las cinco acciones del Sevilla de su padre, pero no permitiría sin embargo que usted fuera el dueño del club. Es contradictorio, pero muy cierto. Ya lo vimos cuando 'Antena 3' hizo el intento. Mandaron incluso a un señor bastante complicado como el ex comisario Martorell para poner orden. Pero no hubo manera. Así que, estimado o no tanto inversor, no se complique la vida, no pruebe la medicina del rechazo más absoluto, no lo necesita ni usted ni por supuesto el Sevilla. 

 

Otros Posts
© Muchodeporte Internet, S.L.L. | Avda. del Deporte, 4. 41020 Sevilla | redaccion@muchodeporte.com | LSSI | Política de Cookies
El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.