muchodeporte.com Real Betis Balompié

Haro: "José Miguel (López Catalán) y yo compramos ayer un paquete de acciones de Castaño"

Carlos Vizcaíno
Carlos Vizcaíno
21/02/2024

Ángel Haro, presidente del Betis, como es habitual en cada desplazamiento europeo, ha atendido a los medios de comunicación en el aeropuerto antes de emprender rumbo a Zagreb, donde este jueves afronta la vuelta de la ronda de 'play off' de la UEFA Conference League frente al Dinamo croata, que venció 0-1 en la ida. Aparte de repasar la actualidad verdiblanca y cómo encara el cuadro bético la previa del choque, el máximo responsable de la entidad heliopolitana se ha referido a la noticia adelantada por Muchodeporte: la compra de 1.800 acciones a Castaño por parte suya y de López Catalán.

 "José Miguel y yo compramos ayer un paquete de acciones de Manolo Castaño", ha confirmado Haro, que añadió que no eran los únicos pretendientes de este paquete de acciones: "Por lo que me llegaba, lo iba a comprar Caro Ledesma y lo hemos comprado nosotros. En lugar de comprarlo un accionista relevante, lo hemos comprado nosotros".

Pese a esta venta, como ha señalado este portal, Castaño sigue siendo un accionista de referencia al contar todavía en su poder con 3.404 acciones. La razón de este venta se debe al litigio que mantenía el letrado con el Juzgado de lo Mercantil número 1, cuando en 2012, los ex consejeros béticos Manuel Castaño, Ángel Vergara y Jaime Rodríguez Sacristán presentaron una demanda sobre la impugnación de la Junta General de Accionistas del club celebrada el 22 de diciembre de 2011, en la que denunciaban errores o irregularidades contables. La demanda fue desestimada y la Audiencia también rechazó el recurso que presentaron los ex consejeros, generando unas costas de 1,4 millones de euros, que ahora, con esta venta, Castaño ha saldado, dando por finiqitado este asunto. 

Hay que recordar que 2019, Castaño le vendió a Joaquín Caro Ledesma un paquete de 2000 acciones a 800 euros cada una, y ahora, ha vendido una suma parecida, exigido por el Juzgado de lo Mercantil número 1, donde ya hace unos años tuvo que hacer frente a un pago de 466.000 euros con el fin de parar el embargo por parte del citado juzgado