Isaac Romero y su renovación: "Por mí no habrá ningún problema"

I.Cáceres Dastis
I.Cáceres Dastis
27/02/2024

El Sevilla y los agentes de Isaac Romero ya trabajan en la renovación del delantero sevillista, cuyo contrato termina en junio de 2025. El joven delantero ha causado sensación por su rendimiento y en la entidad hispalense saben que tienen que dar un paso adelante para retener a un jugador clave en estos momentos en el esquema de Quique Flores.

En una entrevista en El Correo de Andalucía, Isaac Romero asegura que está muy tranquilo con el proceso de renovación con el Sevilla. Ahora mismo, el chaval intenta mantenerse al margen. "Es una cosa que llevan mis agentes. No sé mucho sobre el tema, no estoy preguntando porque estoy centrado en ayudar al equipo. lo que tenga que venir llegará. Yo estoy muy contento aquí, ellos lo saben. Por mí no habrá ningún problema. Estoy contento y lo que tenga que venir ya vendrá", decía Isaac Romero en la mencionada entrevista.

Por el momento y a pesar de las palabras de Luis de la Fuente, Isaac tiene los pies en el suelo con la Selección española. "El sueño de todo español es representar a tu país y dejarlo lo más alto posible. Me centro en ayudar al equipo y llevarlo lo más arriba posible y alejarnos lo máximo de ahí abajo", señaló.

La nueva cláusula de Isaac Romero

El pasado 14 de febrero Muchodeporte informó que las gestiones para la renovación del contrato del lebrijano ya habían comenzado. Isaac Romero termina contrato en 2025. Claro que hay prisa. De hecho no hay tiempo que perder. La gestión que ya se perfila es ofrecerle un contrato más largo con una cláusula que se acerque a los 40 millones, aproximadamente. El importe de la misma dependerá de las condiciones que firme, años de duración de la relación, etc. Hay buena sintonía entre las partes. Realmente, lo de la cláusula tiene importancia, aunque relativa, ya que en el momento que aparece una oferta por un jugador del Sevilla que se acerca a los 25-30 millones, la venta entra en la recta final, diga lo que diga la cláusula de rescisión. Las conversaciones se han iniciado en buen son.