La explicación para la cubierta del nuevo Ramón Sánchez-Pizjuán

I.Cáceres Dastis
I.Cáceres Dastis
15/05/2024

El Sevilla FC presentó el anteproyecto del nuevo estadio Ramón Sánchez-Pizjuán en la última junta oridinaria de accionistas y la imagen de la nueva sede del club fue muy criticada por su estética. No por su funcionalidad. El primero que lo hizo en directo fue José María del Nido Benavente quien aseguró que se parecía a un fregadero. Atinado comentario para que en las redes se creara una corriente de críticas, memes y demás comparaciones cargadas de humor. Y es que una de las cuestiones más criticadas fue el aspecto rectangular que presenta la nueva cubierta.

El diseño del nuevo estadio corre a cargo de IDOM, mismo estudio que se encargó en su momento de proyectar el nuevo San Mamés. Precisamente el tema de la cubierta fue un problema en Bilbao por el efecto invernadero que creaba en el interior cuando las temperaturas apretaban en el norte de España. Debido a las condiciones climatológicas de Sevilla, el estudio propuso que la cubierta del nuevo Sánchez-Pizjuán tuvieron matices diferentes. En primer lugar, se ha intentado que actúe como parasol tanto dentro como fuera del Estadio. La anchura del techo genará no sólo protección ante el sol y la lluvia en el intererio, sino que aportará mejores condiciones en la explanada de Gol Sur para que los aficionados puedan disfrutar de la previa junto al estadio haga frío o calor. En el caso de San Mamés, la cubierta no pudo ampliarse precisamente por porblemas de temperatura y ventilación.

Otro dato relevante en la forma recatngular de la presente cubierta del Sánchez-Pizjuán es evitar que se genere ese efecto invernadero que algunas cúpulas, como San Mamés, provocaron. Por ello, la cubierta permite que circule el aire al no estar cerrada por completo. Ya es sabido desde hace varios años, que los cimientos del Estadio no soportarían la creación de un tercer anillo sobre los actuales. 

Financiación

Por el momento, dentro del crédito solicitado por el Sevilla de 108 millones de euros, el nuevo estadio no entra dentro de ese plan. De hecho, tal y como ha podido conocer Muchodeporte, el club se hará cargo del pago de la nueva instalación con los recursos posteriores que genere el propio estadio. La posibilidad que está encima de la mesa a día de hoy es la de un 'project finance'. Es decir,  se trata de un pago largo plazo. La deuda y el capital utilizados para financiar el proyecto del estadio se reembolsan con el flujo de caja generado por el propio proyecto.