mobile facebook twitter
muchodeporte
 
Lunes, 16 de Enero de 2017
Versión móvil · Política de Cookies
LUCASHAURIE
El tackle

Reincidentes y orgullosos

16/01/2017 · Lucas Haurie

Publicamos la versión íntegra de la crónica firmada por al autor de este blog en el diario La Razón de este lunes, cercenada por falta de espacio.

Una cartulina con vocación, conscientemente mutilada, de ser enfocada por la televisión mostraba el espíritu reinante en los aledaños del Sánchez-Pizjuán: “Soy sevillano. Que te cuente un chiste tu puta madre”. Jaime, su portador, retomaba un viejo argumento del fútbol hispalense. “Antes, caíamos bien porque nos metían cinco. Ahora, que de vez en cuando ganamos, ya no les parecemos tan simpáticos”, coincidía con el Lopera finisecular. “Estoy del topicazo del andaluz gracioso hasta las narices”, continuaba pero rimando en consonante con camiones. No rebosaba el barrio de Nervión simpatía hacia el forastero.

El tercer Sevilla-Real Madrid de la quincena escenificó, grada tronante, el final de aquella Andalucía postrada, “la que divierte”, que lamentaba el quejío de Pepe Suero. Reincidió el Sánchez-Pizjuán en la hostilidad hacia Sergio Ramos, tal vez porque esa canción galvanizadora del espíritu rebelde del Sur fue versionada por el grupo Reincidentes, faro del hardcore andaluz. En este estadio se conmemoró el centenario madridista con una pancarta rotunda: “Felicidades. Un siglo robando”. Los sevillistas viejos coleccionan un largo memorial de agravios merengues, desde aquel Trofeo Carranza en el que la autoridad gubernativa impidió jugar a Marcelo Campanal a los “mangazos” históricos de De Sosa, García de Loza, Iturralde o, hace poco más de una semana, Mateu.

Y sigue la letra de Suero, en la voz aguardentosa del sevillano-venezolano Fernando Madina Pepper, denunciando que “hasta el aire que respiro / me han llegado a mí a quitar. / Qué más da muerto que vivo / si te tienes que callar”. Sancionados o no por Tebas y Villar, vilipendiados o no por editoriales de todo el espectro mediático, estaba claro que ningún sevillista pensaba callarse. Paisano de Curro Romero y taurino, Sergio Ramos padeció un recibimiento que ni Paula en sus peores tardes: división de opiniones, es decir, la mitad se acordó de su madre y la mitad de su padre.

Fue una noche más para el capitán del Real Madrid, habituado al ruido que siempre generan los grandes partidos. Los silbidos arreciaban cada vez que intervenía, una pancarta le informaba de que, al contrario de lo él siempre afirma, “Nervión no es tu casa”… y a los insultos de los maleducados de guardia se unió en esta ocasión un coro de cabreados por sus aspavientos del jueves. Nada que requiriese catalogación de dos rombos, a no ser que el exceso de celo que muestran los chivatos de LaLiga para con el sevillismo agrave artificialmente la cuestión.

Otros Posts
© Muchodeporte Internet, S.L.L. | Avda. del Deporte, 4. 41020 Sevilla | redaccion@muchodeporte.com | LSSI | Política de Cookies
El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.