mobile facebook twitter
muchodeporte
 
Domingo, 19 de Noviembre de 2017
Versión móvil · Política de Cookies
LUCASHAURIE
El tackle

Entre el honor y el dinero, lo segundo es lo primero

17/11/2017 · Lucas Haurie

A menudo traemos a colación a este espacio la teoría del pato de Walter Cronkite, legendario reportero estadounidense que bebía directamente de la filosofía socrática para atribuirle a los hechos, casi siempre, la explicación más simple. “Si un animal anda como un pato, tiene pico y hace cuacuá, lo más probable es que sea un pato”. En esa línea argumental deberíamos haber analizado durante cierta movidísima semana de julio los extraños, a primera vista, movimientos en torno al consejo de administración del Sevilla. En vísperas de jugar la Champions por tercera temporada consecutiva, hito inédito en su historia y récord vigente veremos por cuántas generaciones, coincidía en el club este ciclo deportivo virtuoso con una bonanza económica colosal. Y sin embargo, ay, una parte importante del accionariado clamaba por la sideral incompetencia del presidente; también se valía, filtraciones mediante, de algún picapleitos con afán de notoriedad para incomodarle la existencia en el juzgado. Como diría Mourinho: ¿Por qué?

José Castro Carmona, Pepecastro para el siglo, podrá tener millones de defectos y cometer errores, que los tiene y los comete sin que por aquí ahorremos críticas (se tomó fatal, el hombre, que desde este mismo espacio le afeásemos el haber picado en la más humillante estafa padecida por el Sevilla: el engañabobos Sampaoli), pero su balance como presidente del club es brillantísimo. Su antecesor inmediato fue otro brillante dirigente deportivo que acumuló en el fútbol muchos méritos, casi tantos como deméritos en su vida civil: en el segundo caso, a los jueces me remito, Del Nido golea a Castro pero ello no fue óbice para que a su familia y corifeos los atacase de súbito una vertiginosa escalada de su listón moral (lo que, sin duda, es elogiable por más que resulte sorprendente) y denunciasen como intolerable la permanencia en el palco de quien, presuntamente, había cometido una irregularidad en la compraventa de tres ¡¡¡3!!! acciones. Como diría, otra vez, Mourinho: ¿Por qué?

Pues no hay más que escudriñar entre los datos que el Sevilla ofrece a sus accionistas en estas vísperas de junta general para encontrar una explicación “cronkitiana”, y ya nos perdonará el minucioso Pedro García, maestro de periodistas y jefe (uno de ellos) de quien esto firma en La Razón. Mi querido amigo suele encontrar la aguja de la noticia, y cada año nos hace la merced de compartir la información, entre un pajar ininteligible de números pero en este ejercicio 2016-17 nos hemos adelantado. Las partidas del Sevilla destinadas a compensar servicios (ejem) prestados por miembros de la familia Del Nido o empresas para las que ellos trabajan han disminuido sensiblemente, casi me atrevería a decir que de forma dramática. Y donde antes había un dirigente preclaro al que se servía con lealtad, abracadabra, hay ahora un tipo medio tonto que además roba a manos llenas.

- Pero, oiga, el club funciona en todos los órdenes mejor que nunca.

- Cuacuá. Cuacuá. Cuacuá.

Otros Posts
© Muchodeporte Internet, S.L.L. | Avda. del Deporte, 4. 41020 Sevilla | redaccion@muchodeporte.com | LSSI | Política de Cookies
El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.