mobile facebook twitter
muchodeporte
 
Lunes, 21 de Enero de 2019
Versión móvil · Política de Cookies
LUCASHAURIE
El tackle

El GPS se ha escacharrado

20/01/2019 · Lucas Haurie

Por su interés, reproducimos el artículo publicado por el autor de este blog en la edición andaluza del diario La Razón.

Dentro ya del último cuarto de hora, el Sevilla sobrevivía malamente en el Bernabéu, más que nada por la ausencia de un goleador fiable en el Real Madrid. En su primera salida franca de pelota de la segunda parte, la segunda del partido, Banega erró una apertura hacia la derecha sencilla. Acertó a poner el balón entre Navas y Carriço, a los pies de Reguilón, que se la dio a Casemiro, previo velo de Modric, y éste liberó con su zapataz a una grada en la que ya cundía la desesperación. El error de bulto de Banega, indigno de un mediocentro de nivel mundial, coronaba un partido lamentable y un mes horroroso, que empezó con esa tarjeta provocada en vísperas de jugar en Leganés para adelantar sus vacaciones navideñas. Anda sin rumbo el equipo porque la brújula gira sobre sí misma como un derviche harto de ácido lisérgico.

La aparición, sin tocar la pelota, de Modric en la jugada del 1-0, su robo para marcar el él mismo el segundo y, sobre todo, los noventa minutos de magisterio en el gobierno de un partido que dispensó el croata frente al palidecido Banega demostró quién es el mejor mediocentro del mundo -Balón de Oro, no en vano- y, sobre todo, por qué el argentino del Sevilla no ha conseguido brillar en los más grandes escenarios del orbe pese a las fabulosas cualidades que lo alumbran. Está un paso por detrás de los mejores y ello deberá tenerse en cuenta a la hora, próxima, de su renovación. El comentario sive igual para Pablo Sarabia, otro futbolista desdibujado cuyo representante agita unas ofertas que su fútbol no está en condiciones de hacer creíbles.

El paso del Sevilla por ese revelador de identidades que es el Santiago Bernabéu también alisará la descollante personalidad de Pablo Machín. El entrenador soriano pasa por ser, y nada lo ha desmentido aún, el gran hallazgo de la temporada sevillista pero contra el Real Madrid (y en la Supercopa de Tánger y en el derbi y...) actuó como un técnico pequeño, acomplejado, temeroso de la gloria, especulativo cuando el beneficio era pírrico. Todavía con 0-0, cambió a los dos delanteros para que Munir y Promes se afanasen en defender con sus piernas frescas. Recibió justa punición. Se le está viendo el cartón demasiado pronto.

Otros Posts
© Muchodeporte Internet, S.L.L. | Avda. del Deporte, 4. 41020 Sevilla | redaccion@muchodeporte.com | LSSI | Política de Cookies
El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.