muchodeporte.com Nuestras Firmas: Lucas Haurie

El dueño de todo esto

La tregua
Lucas Haurie
Lucas Haurie
11/09/2023

La única salvedad que cabe ponerle al traspaso de Luiz Felipe es el haberlo incluido en la lista de disponibles para la Europa League en la víspera de su marcha, cuando el fichaje ya estaba en punto de cocción. Puede que fuera estrategia negociadora, para terminar de convencer a los sauditas de que soltasen los veintitantos millones por un futbolista al que su entrenador tenía en alta estima, o puede fuese un error. Rentoy negociador o imprudencia, en cualquier caso, la debilidad de los rivales de la fase de grupos continental dejará en anécdota la escasez de centrales en seis partidos de aquí a febrero. Para evitar un susto en Chipre, tampoco es imprescindible un Maldini en plenitud.

Hay, sin embargo, muchos aspectos positivos en esta operación formidable, y no sólo tienen que ver con lo crematístico. Porque el dinero, dineral, con ser importante no lo es todo y esta venta, todo lo extemporánea que se quiera, ha reordenado la cadena de mando en el Real Betis: una correcta jerarquización es necesaria para el funcionamiento de cualquier sociedad, desde la mera familia de tres miembros hasta la corporación multinacional. En este 11 de septiembre, efeméride emblemática y redonda de la historia de Chile, no me dejará mentir alguien tan preciso en la explicación de los hechos políticos como Manuel Pellegrini. El infierno, Ingeniero, está pavimentado de buenas intenciones.

Ha sido el entrenador del Betis, justamente, quien más pegas ha puesto para la salida de Luiz Felipe, que tildó –no sin hipérbole– de “irresponsabilidad”. Se ha ganado Pellegrini mando en plaza, que ejerce con mano firme y atinada, pero él sabe que las instituciones se resquebrajan cuando se sitúan por debajo de los empleados, por alta que sea su cualificación. La venta del central debilita deportivamente, ma non troppo, al plantel e incluso de eso podrá sacar provecho el técnico chileno si las cosas se tuercen un poco, pues tendrá este debilitamiento guardadito en el cajón de las excusas que siempre tiene a mano cuando no le sonríe un resultado: que si el árbitro, que si los horarios, que si el VAR, que si el estilo, que si el presupuesto, que si la abuela fuma…

Ángel Haro ha conseguido subvertir el orden establecido en el Betis, donde el entrenador prevalecía sobre los propietarios. Y bien está que así sea, porque la condición de hombre de fútbol lleva inherente el cortoplacismo, pero el tren de las cuentas que puede atropellar al club tarda un poquito en llegar, aunque pueden estar seguros de que llegará. El presidente ya escucha los chiflidos, así que ha decidido hacer caja con Luiz Felipe y con otros cuantos más, entre los que se cuenta otro jugador principalísimo como Canales. Lewis Carroll, por boca de Humpty Dumpty, nos enseñó hace mucho tiempo que lo importante es saber quién manda. En el Betis, ya está claro.

 


muchodeporte.com Más Artículos