mobile facebook twitter
muchodeporte
 
Viernes, 22 de Marzo de 2019
Versión móvil · Política de Cookies
RAFAELPINEDA
Zona mixta

De Palop, M'Bia o Gameiro a Kjaer y Rog

15/03/2019 · Rafael Pineda

El único hilo conductor del Sevilla de la grandeza al actual se echaba las manos a la cabeza cuando el Slavia hizo el cuarto gol que acababa con el rey de la Liga Europa. Jesús Navas, capitán y bandera del pentacampeón, no se lo podía creer. O quizás sí. Viendo el nivel ofrecido por el Sevilla en Praga la eliminación ante el rústico Slavia fue merecida y justa. Resulta imposible enumerar la cantidad de cosas que el equipo de Machín hizo mal para que un equipo como el checo lo dejara en la calle en los octavos de final de su competición. La amargura del doloroso y prematuro adiós es innegable, así como el daño que el cuerpo técnico y los futbolistas han hecho a un Sevilla que no debió entregar la corona de esta forma tan fea.

El problema de caer como se cayó ante el Slavia es que desnuda de forma clara un proyecto que, por el momento, no ha hecho sino alentar una decadencia hiriente en un club como el Sevilla. O, mejor dicho, como era el Sevilla. Señala directamente a la presidencia y la dirección deportiva, incapaces de detener un proceso que corroe los cimientos de la entidad. El dolor de la triste derrota en Europa abre, sin lugar a dudas, el debate sobre la continuidad de Machín en el banquillo. El entrenador soriano está pasando sus peores momentos como técnico. Su gestión de la eliminatoria ante el Slavia ha sido muy mala, así como las explicaciones que ofreció ante tan hiriente batacazo. Una derrota ante el Espanyol y la llegada del parón propiciarían su destitución. El Sevilla se encontraría con un dilema. El director deportivo, Joaquín Caparrós, que no quería ser director deportivo, podría tener que volver al banquillo para intentar paliar de forma directa el fracaso de su proyecto porque no encuentra un recambio con garantías. Visto esto, ¿por qué no cogió el banquillo del Sevilla en agosto? El Sevilla y su laberinto, revestido de mediocridad. ¿Y si el problema del Sevilla no está solo en el entrenador?

En medio de un ambiente insostenible, la única forma de salvar de manera exitosa el proyecto es alcanzando la cuarta plaza. Sinceramente, no veo al Sevilla preparado para esta meta, aunque en ella deberían depositarse ya todas las fuerzas y las energías de una entidad que hace tres años ganaba títulos y jugaba finales a pares. Una entidad que escribía letras de gloria en su historia con el gol de Puerta, el remate de Palop, el cabezazo de M’Bia o el mágico regate de Mariano que habilitaba a Gameiro para descoser al histórico Liverpool. Esa falta de Rog… Esa ausencia de juego con el equipo aculado esperando los balones en largo del Slavia… Esa forma de caer en el amago de Sergi Gómez en la última jugada… Ese despeje de Vaclik… Ese equipo cagón con cara de perdedor… Esa forma mediocre de meterse atrás… Esas caídas de André Silva… Ese cambio de Rog por Ben Yedder… Ese Machín diciendo que se ganaron cinco Copas de la UEFA porque en esos torneos floreció la fortuna… Todavía está Kjaer intentando despejar el balón en el 4-3…

Otros Posts
© Muchodeporte Internet, S.L.L. | Avda. del Deporte, 4. 41020 Sevilla | redaccion@muchodeporte.com | LSSI | Política de Cookies
El sitio en Internet www.muchodeporte.com, es propiedad de Muchodeporte S.L.L Inscrita en el Registro Mercantil de Sevilla, con C.I.F. nº B-91080093.